Valeska Gert, Atmosfera de libertad

Publicado en 13 Julio 2015

             Valeska Gert,  Atmosfera de libertad

Por: María Fernanda Quintero Alzate

Gertrud Valesca Samosch- conocida con el sobrenombre de Valeska Gert,   Alemana de origen judío- bailarina polifacética, cantante, pianista y  actriz- nace el 11 de enero de  1892 en Berlín y muere el  18 marzo de  1978en Kempen-. Pequeña, de cuerpo expresivo, rostro grácil bajo un  innovador maquillaje de origen circense,  exalta  una Valeska con una  atmosfera  profundamente política.[1]  Su cuerpo expresa esa contravía,  hacia los lazos de modelos  burgueses  impuestos, con ella  surge una expresión de atmosfera política, vanguardista  ante el  ascenso de la  Alemania nazista.

Arte y Performance

Valeska tuvo de maestro a Bertolt Brecht, impuso  nuevas propuestas estéticas  a través de  la expresión del  cuerpo: pantomimas sugerentes bajo performance revolucionarios. En un primer  performance en 1916, siendo alumna de Rita Sachecco, sobre su presentación agregaría:

á  pas de géantes, je me suis précipitée de biais  á travers le podium,

Les bras oscillaient  comme un grand pendule, les mans écartaient les doigts, le visage se distordait en grimaces effrontées[2]

Su  presencia en los años 20´s, es un llamado sobre los acontecimientos  y el movimiento de la vida moderna: ella es un eco de la  realidad histórica  y la modernidad. Ella   muy joven, se traza  un gesto insurreccional, rompiendo  con las tradiciones y convenciones academicistas.

Realizó su primera puesta en escena, de manera provocadora titulada: Pausa,  en 1925, donde presenta las bases de un arte resuelto y contemporáneo.

2010-09-20-valeskagert.jpg

En ella  hay una  gran influencia del baile clásico,  pero a su vez convoca a un estilo expresionista, sus gestos  sugerentes de gran animación,  le van a imprimir un grado de creatividad a sus  personajes en la danza. Su   estilo de maquillaje, los gestos exagerados, son la antesala para su performance  rebelde, político y vanguardista.

Es el performance que se asiste  contra  toda  línea y objeto frente a  lo estático. La exageración en los  gestos corporales  y su virtuosismo político van hacer la mediación  para la nueva danza y el arte  expresionista en Alemania.

En ese recorrido tormentoso de principios del siglo XX, Valeska avizora una danza creativa, libertaria con una estética profunda hacia una crítica política. Ella,  traza atmosféricamente una estética moral,  ante el tenebroso  trazo de la represión política en el ascenso  y de cara al fascismo en Europa.

En esa distensión de lo creativo,  ante los  grilletes  del  pensamiento oculto, que es la mediación  de la  modernidad y los viejos vástagos que restan  de esos nudos rizomáticos de la edad media: la pobreza  y el abandono. Ella a través  de la danza,  su cuerpo, su rostro, su voz, sus gestos dramatizados reflejarán una estética moral: el presente y el sujeto  político, en un  marcado pensamiento Bretchiano.  Su danza, es una danza alemana, de expresionismo (Ausdruckstanz), donde ella protagoniza en la confrontación de lo moderno con sus  múltiples rostros. [3]Es el  presente en el rigor del tiempo,  ante los acontecimientos escabrosos que une a la  Europa del siglo XX en  el ascenso del fascismo y su postulación en las grandes urbes.

Cine y Exilio

En el mundo cinematográfico-ValeskaGert- inserta  su danza, su voz, bajo  movimientos corporales,  gesticuladores, bajo el  expresionismo (Ausdruckstanz)  en  las películas de aquella Europa asordadora.

Protagonizó de manera magistral en largometraje “La ópera de los tres centavos”, bajo la dirección  del realizador Austriaco  Georg Wilhelm Pabst  en 1931, inspirado en la pieza de teatro homónima de Bertolt Brecht[4].   Ella  de manera expresiva y ácrata,  se rebela ante los estereotipos convencionales de la  danza y el cine  alemán  de principios del siglo XX: la modernidad instalada  y el alba de la guerra.

Su exilio en Estado Unidos en 1936, tras el ascenso del Nazismo con la  implantación de leyes raciales, de  persecución  a judíos,  diversos grupos  étnicos y religiosos  la obligó a huir a Estados Unidos, pasando cortas estancias en  Francia y  Londres. Valeska en este trayecto crea los Cabarets, Restaurantes –Cabarets entre 1941 y 1946 en Estados Unidos. Esta ruptura y a la vez la continuación de su  estilo,  traspasa lo urbano en lo mediato,  como una  mimesis de libertad: su trabajo y creación en bares Neoyorkinos.

 En 1947 regresa a Alemania, continuando en diversas formas y creaciones del  arte urbano, continua con los  famosos cabarets como expresión urbana,   retomados  hoy día en Berlín, Londres  bajo una estética a lo Valeska Gert.   

Su  danza y su protagonismo en el cine alemán, es uno solo, no está separado del cuerpo político de los acontecimientos;  penetra con  un estilo propio con su danza, voz y actuación,   bajo una ruptura corpórea y visual que  caracteriza e irrumpe contra esas neurosis semíticas que se agita en la  Europa nacionalista.  Actuó en diversas Películas,  como en: Giulietta de los espíritus, dirigida por Federico Fellini en 1965, dando otro acercamiento escénico.[5]  

Ella con su danza, es la alteridad y el cine la ruptura expresionista,   es la libertad y crítica del corpus político,  ante la orgía tiránica  que cubre el pensamiento totalitario. Esta significación atmosférica  atrapa y confluye hacia la voz de los necesitados, los vagabundos, los inmigrantes,  los  sexuados, las prostitutas, sobre los aislados  y asilados, cruzados  en el inicio  y la agonía  de  la  guerra desde el tiempo de la Alemania Nazi y sin duda que recobra aún su estilo  como crítica actual. Ella sin temor agregaría: 

       La guerre touchait à sa fin. Berlin fut bombardé de fond en comble, ma ville, la ville où      

       je suis née. J'en souffrais jusqu'à la moelle. J'étais atteinte dans chaque nerf. Bientôt   

     la paix allait venir. Je n'étais plus qu'à moitié en Amérique. Je n'avais jamais eu

         l'intention d'y rester. Dès que le nazis seraient loin, j'y retournerais. J'aime l'Europe,

         ce contient à l'habitat si dense, où l'on est si proche de l'autre qu'un courant électrique passe, on l'appelle « atmosphère. »

En Valeska Gert,  se  confluye  una estética que  reposa con los  vencedores, instaló un giro ante la lúgubre visión del mañana amenazante, partió sobre la embriaguez de la victoria que poseía: la Europa del siglo XX. Ella agitó una  naturaleza libertaria, rompiendo el tiempo, creando el paradigma de la danza expresionista. Su estilo expresionista aún reposa, advierte, ante el apetito  monstruoso del tiempo en el siglo XXI: el capitalismo  y sus ventosas agazapadas,  silenciosas del fascismo en las urbes.

Bibliografía

Danse, C. N. (2004). Je suis une sorcière : Kaléidoscope d'une vie dansée. Paris: Centre National de la Danse .

Rusch, P. (2000). Walter BENJAMIN, « Expérience et pauvreté » . París : Gallimard, Folio "essais". p.372 .

 

 

 

[1] Sobre el  contexto sobre su vida ver el texto, Je suis une sorcière : Kaléidoscope d'une vie dansée 

[2] En el texto:   Je suis une sorcière : Kaléidoscope d'une vie dansée  p. 17

[3] Ver sobre este punto: Walter Benjamin en su ensayo: La experiencia y la pobreza,   la barbarie y la guerra., este escrito fue  publicado en diciembre de 1933. Trabajo  que  lo realiza bajo el círculo  artístico de los cubistas, de Paul Klee,  Bertolt Brecht, Adolf Loss, Paul Scherbart, las corrientes de  la  modernidad que entran en contacto  y/o conflicto con la “Alemania  de Weimar”: expresionismo, dadaísmo, nueva objetividad, constructivismo, funcionalismo, abstracción, realismo social.

[4]   El largometraje-  La ópera de los  tres centavos,- es una inspiración del realizador Austriaco  Georg Wilhelm Pabst de 1931, inspirado en la pieza de teatro homónima de Bertolt Brecht. Allí participó Valeska Grest.

[5]  El cineasta Federico Fellini, obtuvo dos nominaciones al óscar  y otras distinciones por este largometraje. 

Escrito por Maria Fernanda

Repost 0
Comentar este post

Mauricio 07/14/2015 00:40

Que buen escrito, no conocía a Valeska Gret..Interesante.