José María Vargas Vila, el Mensajero Rebelde

Publicado en 26 Mayo 2015

José María Vargas Vila, el Mensajero  Rebelde
!Desgraciados los pueblos que han dejado de ser feroces ¡

                                                   Ellos serán  vencidos.

Por María Fernanda Quintero[1]

No me voy a referir al onomástico de su muerte el 25 de mayo de 1939. ¡No! ¡No!. Me voy a referir a su vigencia y su ignominioso olvido en que se ha tenido su obra.

José María de la Concepción Apolinar Vargas Vila Bonilla- (1860-1939), escritor, periodista, rebelde, tímido, refugiado en su propia Colombia, desterrado, proscrito, exiliado en Venezuela, Ministro plenipotenciario en Ecuador( 1898), tranzó una comunicación epistolar con José Martí, estos trazados hacen de este pensador un punto aparte en la política latinoamericana.

Su vida política, aún no se explora, ni se advierte su legado político y humanístico. Es más, su archivo personal, cartas y algunos textos se encuentran en el misterio total donde reposan. América Latina no avizora la obra de este gran pensador. Pensadores como Vargas Vila, están aún por tener un sitio político en la historia latinoamericana.

Más de 100 volúmenes de sus obras, reposan en el pensamiento de Vargas Vila. Artículos, novelas, revistas, manuscritos, cartas y una gran prosa política. La obra impecable del autor, versa sobre un gran legado político e histórico; escrito de manera prolija aún reposa en los anales de una memoria que se vuelve esclerótica, y porque no decir, en el olvido. Estudiosos , como el académico colombiano Rafael Gutiérrez ( 1928-2005), vislumbró la obra y su olvido a través de un ensayo sobre literatura colombiana, no quedándose atrás, la gran escritora Colombiana Consuelo Triviño Anzola, en su obra literaria sobre Vargas Vila –Diario Secreto, La semilla de la ira, esta última obra nos aproxima de manera sinuosa, algunos fragmentos de la vida compleja y sempiterna del autor. Como acto excepcional esta autora, se ha dedicado a dictar conferencias, sobre el pensamiento político y liberal de Vargas Vila.

Cabe decir, que a pesar de algunos escritos certeros, otros flotan como plumas dispersas, hasta el inaceptable extravío de su archivo personal que reposaba en el Museo Fragua Martiana de Cuba, y del cual no se sabe de él, cuando fue donado en el año 2007 a Colombia, el cual nunca llegó; convirtiéndose en un extraño virulento problema político, persecución sobre el archivo del escritor colombiano. Vargas Vila, no se escapa al mal presagio que se propicia de su obra.

Una muchedumbre ebria en sus propios deseos, no atisba su legado político; esta muchedumbre no sabe quién fue y porque está vigente José Vargas Vila. Su obra polifacética, aún reposa bajo los estandartes febriles de un sueño moderno, sin descubrir su estado crítico y originario. Todo lo contrario, no se explora concienzudamente lo que fue la vida y el trabajo político de Vargas Vila

Su obra más allá del campo literario, advierte un pensamiento crítico, presente, de acción, solidaridad y amistad política entre los pueblos. Obras como- El imperio Romano, Históricas y Políticas, La muerte del Cóndor, Rosas de la tarde e Ibis, EL Huerto del Silencio, Libre Estética; entre muchas otras. En este trazo subrayo, la gran obra “Ante los Barbaros” de 1923, escrito en la que hay que detenerse, por el gran contenido político y crítico sobre temas como; el territorio, la soberanía, el colonialismo, la política exterior y los estados imperialistas del siglo XX, conceptos que desprenderían las perspectivas futuras que se tendrían en el siglo XXI. Este trazo, el autor permite de manera prospectiva y crítica la soberanía del territorio, revela toda una crítica al ahondamiento de un presente, ese presente del pasado reciente en la historia, como lo señalaría después el gran filósofo alemán Walter Benjamin; ante el advenimiento del fascismo en Europa. Es justo, en ese presente que no se traza cronológicamente, sino que está suspendido por los hechos que se deben a la rebeldía de un pueblo y que magistralmente convoca Vargas Vila-

¡ Oh pueblos de América! Combatir es el deber, vencer es el azar;

temblar ante el yugo , es cobardía;

pero, caer bajo él ésa es la infamia;

frente al cañón americano, la selva os llama;

¡la selva madre, repleta de laureles y de gloria!

Id, a ello;

Armad el brazo de vuestros hombres, el brazo hercúleo y,

libertador contra aquellos que venden la América y, contra aquellos que la compran; ,

Vargas Vila dejó una prosa magistralmente dialéctica; reclinando sobre los horizontes del siglo XXI y sin el despertar de quien la aporta. Algunos afamados historiadores e investigadores colombianos y de otras latitudes, no se asoman a la obra de José Vargas Vila y, que no decir de grupitos, centros académicos, como el cúmulo de organizaciones de izquierda a quienes la obra de Vargas Vila no les interesa, ni les dice nada o no quieren abordarla. Algunos no la conocen, sino bajo el eco de su historia, espurrean sin el menor recato - era un irreverente, escribió la novela Aura y las violetas, un rebelde, un hombre extraño con un lenguaje…pero de ahí no salen. No conocen, ni avizoran nada de este gran autor. Se atrancaron en el camino.

José Vargas Vila- mensajero rebelde, estará presente sin descanso, mientras su obra tenga el mundo delante de él.

Libertario, anarquista, concienzudo, irreverente, sale de las sombras, huidizo, escurridizo con su gran espíritu melancólico…

Anticiparse a la derrota, es el triste recurso de los pueblos que no merecen ni el honor de ser vencidos.

Luchar o abdicar.

Vencer o perecer.

Unirnos o morirnos.

La Unión o la desaparición;

He ahí el Inexorable dilema;

Es necesario escoger;

Escojamos…

(José Vargas Vila- Ante los Bárbaros)

[1] Investigadora social, articulista, escribiente. Memoria- Territorio- Derechos Humanos.

Escrito por Maria Fernanda

Repost 0
Comentar este post

Mauricio 05/27/2015 01:17

Que buen texto , reivindicando a José Vargas Vila. Se hace necesario leerlo.