Violencia, mujer, fragmentos…

Publicado en 21 Enero 2015

Son demasiados  los que esperan fuera-  (Ernst Bloch).

La violencia en la mujer es un tabú. La mujer toca el corazón, aunque no se le crea. La clase dominante justifica la violencia, hay hipocresía y de forma aciaga pone en la picota, la brutalidad de sus propios medios y representantes.

Las mujeres lo viven y lo certifican.

La violencia de clase es abominable, atrapa en los rincones más abyectos. No hay una apariencia de la realidad, sino un espacio delimitado. Es la violencia y sus repeticiones.

Numerosas mujeres, aún no se reponen del cuerpo metálico y del tiempo catastrófico del siglo XXI. Mujeres sin rostros, atacadas, golpeadas, torturadas, incineradas, cortadas, abandonadas, ultrajadas, ignoradas, sometidas, manipuladas, irrespetadas, perseguidas, asesinadas, violadas, mujeres que escuchan…

Gloria Estela Pérez 49 años, mujer colombiana, costurera, trabajadora.

Oriunda  del municipio  de Yolombó, Nordeste Antioqueño, departamento de Antioquia.

El 7 de octubre  de 1997 a las 9 de la noche,  llegaba de Medellín al municipio  de  Yolombó. Descansando  en  la sala de su casa, cuando un hombre con un fusil AK-47, con material  de guerra  toca  su  puerta.  Es  un paramilitar.

Mientras su  compañero abre la puerta, Gloria quiere salir por la parte de atrás de su casa, por temor a represalias contra sus hijos adoptivos y su compañero, sale al encuentro, a la vía.  Allí,  la espera un carro Land Cruiser, al interior  se hallan dos hombres  más vestidos  de  militares,  allí  un  joven  de  22 años  y  dos  jovencitas  de 18 y 20  con   extremo  miedo   se  miran  y  guardan  silencio.

Todos en silencio, inician un recorrido haca la vía que comunica el municipio de Amalfi, en  el  Nordeste  de  Antioquia,  los  hombres  la  acusan  de  ser colaboradora  de las FARC –EP.    

Los paramilitares asesinan al joven muchacho. A Gloria la interrogan insistentemente sobre el comandante  Boris de  las  FARC-EP,  ella  guarda  silencio. No sabe nada.

En medio de la vía, es sacada del carro, camina lentamente, la llaman y ella voltea, siente el primer balazo en su rostro,  cae y   llega  una segunda  bala  para  caer al  suelo. De su rostro, la lengua, mandíbula,  dentadura  quedan  destrozadas. Desplazada hacia la ciudad de  Medellín,  sin  trabajo, con el ánimo de reconstruir su rostro, cambia  su  nombre  por  seguridad.

Su identidad  es reclamada por  otra.  No vive ya,  con su compañero, sino con una  hermana y dos sobrinos. Su trabajo lo abandonó, sin derechos asistidos, hace lo que puede.  Existe  un  abandono total del estado.  Sobrevive  en  medio  de  otras  líneas de la guerra.  Espera que su rostro sea recuperado.

En el año 2007,  aún no se recuperaba de las grandes consecuencias en su rostro, se mira lo  indispensable, esperando  un  nuevo  día,  quizás  para  volver a sonreír.                          

María Fernanda Quintero - Noviembre 26 de 2014.

Fuente-Archivo judicial periódico El Tiempo-2007

Gloria Estela Pérez: Desfigurado su rostro por paramilitares- fuente Archivo judicial periódico El tiempo 2007

Gloria Estela Pérez: Desfigurado su rostro por paramilitares- fuente Archivo judicial periódico El tiempo 2007

Escrito por Maria Fernanda

Repost 0
Comentar este post